30/30/30, la fórmula de la catástrofe

La ley de los 30: más de 30 grados de temperatura, menos del 30% de humedad y vientos a más de 30 kilómetros por hora. Las condiciones perfectas para que cualquier pequeña chispa provoque un gran incendio forestal,  (GIF, superiores a 500 hectáreas), difícil de extinguir. Además hay más treinta que se han sumado en estas fechas a los incendios forestales que están arrasando España: más de 30 días sin llover y, donde se han producido los incendios más importantes, pendientes con una inclinación de más del 30%. Cuanto más inclinada sea la ladera, mayor es la velocidad de propagación del fuego, y además, con estas inclinaciones el acceso por tierra de los medios de extinción es muy difícil.

Hasta ahí todo es ciencia y realidad, pero leer la prensa a veces es descorazonador. Algunas pequeñas reflexiones. De políticos e incendios forestales Ver enzarzados a antiguos socios, hoy en otras posiciones, como el ministro Soria y el presidente canario Paulino Rivero sobre la actuación estatal en el fuego que ha devastado la Gomera es terrible. Cuando es interpelado el ministro sobre la actuación del gobierno español en Canarias este responde al Presidente canario con que "más importantes son los hidroaviones que las televisiones autonómicas" para que el Presidente responda con que "ya tenemos suficientes pirómanos. Un despropósito. La Gomera, desde el año 2012 reserva de la bioesfera, es una de las siete islas principales de las Canarias. Lo más destacado y lo que mas nos sorprende a los visitantes es su famoso bosque de laurisilva. El parque jurásico en casa. El Parque Nacional de Garajonay, nombrado por la Unesco como patrimonio de la humanidad, alberga una joya del periodo terciario. La selva de laurisilva está compuesta por más de 20 especies diferentes,  que conservan su follaje todo el año gracias a la alta humedad y las suaves temperaturas. Fayas, brezos, helechos y sobretodo laureles destacan entre ellos. El Parque se suele ver afectado por el llamado mar de nubes, por que la condensación del vapor de agua en las hojas de los árboles, eleva la cantidad de agua en el terreno de manera importante. El día 4 de agosto se declaró un importante incendio forestal el el Parque de Garajonay que quedó estabilizado el día 8 de agosto para reactivarse de nuevo dos días después y hoy, 20 días después permanece activo ya que es un fuego de subsuelo que tardará semanas en extinguirse de verdad. Alrededor del 11 por ciento de la superficie de la isla, unas 4.123 hectareas, se han visto afectadas por las llamas, que además han obligado a desalojar de manera preventiva a más de 5.000 personas, casi una cuarta parte de la población de la isla. De la superficie afectada, unas 750 hectáreas corresponden al Parque de Garajonay, que representa el 25 por ciento de su extensión y donde se ha quemado masa forestal que hacía un siglo que no ardía. El Gobierno Canario ha cifrado en más de 71 millones de euros las pérdidas producidas por este incendio, no sólo en infraestructuras sino en recuperación medio ambiental.

Vista desde el espacio del incendio de la Gomera el 14 de agosto

La discusión entre los gobiernos se ha centrado en los medios aéreos puestos a disposición de las Comunidades autónomas, en este caso de Canarias, lo cual a mi modesto entender es algo que no tiene demasiado fundamento. Sobretodo porque cuando se está hablando de las duplicidades  entre el estado y las CCAA, cualquier técnico forestal o de Protección Civil podría hablar de las bondades del sistema español sobre los medios aéreos de extinción que, gestionados por el Ministerio de Medio Ambiente, se disponen como apoyo a las Comunidades Autónomas que efectivamente son las responsables de la extinción de incendios forestales. Los Medios Aéreos en España y la extinción de Incendios El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dispone de aeronaves de gran capacidad durante todo el año para cubrir las solicitudes de apoyo de las comunidades autónomas. Durante la campaña de verano, así como durante los meses de invierno con mayor riesgo de incendios forestales, el dispositivo existente se refuerza con la contratación de otras aeronaves y brigadas helitransportadas de refuerzo (BRIF), además de unidades móviles de meteorología y transmisiones (UMMT) y aeronaves de comunicaciones y observación (ACO), que se distribuyen por todo el territorio nacional. Los medios del MAGRAMA son de cobertura nacional y pueden ser movilizados para la extinción de incendios forestales a cualquier punto del territorio español donde sean necesarios. El envío de estos medios estatales se realiza siempre previa petición de las comunidades autónomas. ¿Se hizo la petición de medios aéreos desde Canarias al Estado en plazo y forma?, porque la experiencia nos dice que la respuesta es siempre inmediata y la movilización muy rápida. La distribución de los medios del MAGRAMA se presenta en el Comité de Lucha contra Incendios Forestales al principio de campaña. Se recogen en la tabla siguiente los medios aéreos del MAGRAMAdesplegados en todo el territorio nacional en el momento de mayor envergadura del dispositivo:
TIPO DE AERONAVES Nº TOTAL Nº DISPONIBLES
Medios aéreos propios Aviones anfibio CL-215 / CL-215T / CL-415T (5.500 litros) 22 16
Helicóptero de vigilancia BK-117 4 1
Medios aéreos contratados Helicópteros bombarderos KAMOV (4.500 litros) 8 8
Aviones de carga en tierra AT-802 (3.100 litros) 9 9
Aviones anfibio AT-802FB (3.100 litros) 6 6
Helicópteros medios de transporte SOKOL / BELL 412 (1.500 litros) 19 19
Aviones de comunicaciones y observación VULCANAIR 2 2
TOTAL AERONAVES 70 61

Considerando también los dispositivos de las comunidades autónomas, durante la Campaña 2012 están disponibles para la lucha contra los incendios forestales en todo el territorio nacional los siguientes medios aéreos:

MEDIO CCAA MARM TOTAL
Aviones anfibio de gran capacidad 0 16 16
Aviones anfibio capacidad media 6 6 12
Aviones de carga en tierra 30 9 39
Helicópteros de transporte 95 19 114
Helicópteros de extinción 45 8 53
Aeronaves de coordinación 18 2 20
Helicópteros BK-117 0 1 1
TOTAL MEDIOS 194 61 255
PORCENTAJE MEDIOS 76% 24%

La capacidad de carga que suman todos los medios disponibles durante la Campaña de verano 2012 se resume a continuación:

CCAA MAGRAMA TOTAL
Capacidad de carga (litros) 270.510 199.000 469.510
Porcentaje capacidad carga 58% 42%
Como se puede ver, tanto el número de medios aéreos como su capacidad de carga es muy importante. Pero es necesario  señalar que los incendios forestales no se apagan desde el aire. Un incendio se extingue desde la tierra. Los medios aéreos son un complemento que no puede funcionar independientemente. El objetivo de las descargas aéreas de agua es reducir la intensidad de las llamas para que los medios terrestres, brigadas forestales de extinción apoyados por los bomberos, puedan penetrar en la zona y extinguir el fuego. Si no hay personal en tierra, el trabajo aéreo será infructuoso. Y los mayores recortes presupuestarios se están produciendo en las partidas destinadas a la prevención que se realiza principalmente en el invierno. Porque cuando se están produciendo en todo el territorio nacional los peores incendios de la última década ¿cuales son las principales causas de los incendios forestales ? y ¿cómo podríamos enfrentarnos estratégicamente a ellos?. Nos quema la crisis Sorprende la visión de la representación gráfica de los incendios forestales que se han producido en una semana, en la siguiente imagen los producidos entre el 8 y el 17 de agosto.

Fuegos Forestales entre el 8 de agosto y el 17 de agosto de 2012

En Europa, las olas de calor y las altas temperaturas que estamos soportando son la causa obvia, pero también entran en juego los factores sociales, psicológicos e históricos. ¿Es una coincidencia que algunos de los incendios más devastadores se encuentran en países gravemente afectados por la crisis financiera? En Grecia, los incendios forestales de este verano son habituales pero este año se ha llegado a movilizar al servicio secreto para investigar los últimos incendios que han afectado a bancos, edificios oficiales e incluso la sede de Microsoft. Estudios sociológicos vinculan los incendios provocados a la privación social, así como con factores psicológicos como el abuso físico. En Gran Bretaña, un informe del Ministerio de Interior encontró que alrededor de la mitad de los pirómanos eran hombres menores de 18 años y en el 80% de los casos motivados por el vandalismo, el aburrimiento y la búsqueda de emociones. Los investigadores que estudian los incendios forestales en el sur de Gales encontraron que las zonas pobres eran más propensas a sufrir incendios forestales: el 20% de las áreas más necesitadas de Gales del Sur tienen nueve veces más probabilidades de sufrir incendios forestales que en las zonas más desfavorecidas. La Gomera, Galicia, Asturias, las dos Castillas, Valencia, Navarra, cada día nos despertamos con un incendio más grande que el anterior.  En España, los peores incendios en una década parece que se están viendo muy afectados, como hemos señalado, por los recortes a los equipos de extinción de incendios rurales. Pero de mucho más calado es la realidad de la despoblación rural y la disminución de los animales de pastoreo. Con menos ovejas y cabras, la maleza ha brotado sin freno, proporcionando un montón de combustible para los incendios. ¿Hay soluciones? El monte arde principalmente porque está sucio. Cuando no había tantos hidroaviones, el monte no ardía porque los campesinos explotaban el monte y lo tenían limpio, lo cuidaban. El monte cuando es rentable no se quema y los montes no se queman solos. En los Paises del Norte de Europa donde la industria maderera es muy importante sólo se quema alrededor de un 5% de los montes. Y lo han conseguido sobre dos ejes: por un lado sobre el estudio del tipo de composición de especies y la diversidad de los paisajes que permita analizar la intensidad de la producción maderera deseable y, por el otro, cambiando la estructura de propiedad del monte con el fin de lograr su explotación, para lo cual hay que poner coto al minifundio. No basta sólo con la aplicación de políticas reactivas: hidroaviones, brigadas de extinción, represión de actividades de ocio, investigación de incendios forestales y detención de pirómanos, etc. sino que habría que plantear una nueva política forestal. Lo malo es que algo así requiere de un consenso general, de un acuerdo de estado y de la búsqueda verdadera de una rentabilidad para la sociedad, al margen del cortoplacismo de los partidos. Porque buscar una política forestal de este tipo requiere varias décadas para su desarrollo e implantación, una legislatura pasa volando y quemar un bosque de laurisilva se realiza en días. Aunque como me dijo un bombero, en un incendio forestal, hace un montón de años: "tranquila chavala, ¿has visto alguna vez un incendio que no se apague?". Y ya sabemos que en invierno se apagan todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *