El índice de Progreso Social, un índice para el siglo XXI

El PIB o producto interior bruto ha servido en los últimos 80 años de indicador del desarrollo de un pais. Pero hasta su creador dijo al presentarlo que el PIB era una herramienta para ayudar a medir el rendimiento económico y no una medida del bienestar de una sociedad. Tal y como lo explica Michael Green, director ejecutivo de "Social Progress Imperative" en la charla TED de TEDGlobal2014 el Índice de Progreso Social es una medida del bienestar de la sociedad completamente diferente del PIB. Es una nueva manera de mirar el mundo. El Índice de Progreso Social, se presentó por primera vez durante del Foro Mundial Skoll sobre emprendimiento social en abril de 2013 y clasifica a más de 160 países del mundo sobre la base de la puntuación obtenida en una amplia serie de indicadores que definen que significa ser una buena sociedad en función de 3 dimensiones.
  • La primera es: ¿tienen todos cubiertas las necesidades de supervivencia: comida, agua, refugio, seguridad? o lo que es lo mismo las necesidades humanas básicas.
  • La segunda: ¿tienen todos acceso a los ejes de construcción de la mejora de sus vidas: educación, información, salud y medio ambiente sostenible? o los fundamentos del bienestar.
  • Y la tercera: ¿tienen todos acceso a la posibilidad de cumplir sus objetivos, sueños y ambiciones sin obstáculos? ¿Tienen derechos, libertad de elección, están libres de discriminación y tienen acceso al conocimiento más avanzado del mundo? o las oportunidades que ofrece cada país a su ciudadanía.
Juntos, estos 12 componentes forman el marco de progreso social. Y para cada uno de estos 12 componentes hay indicadores para medir el rendimiento de los países. Como dice Michael Greeen en su exposición no son indicadores de intención sino de realización. No se mide la inversión en sanidad sino la longevidad y la calidad de vida de las personas. No se mide si los gobiernos aprueban leyes contra la discriminación sino si las personas son discriminadas. .../...continúa En el año 2015 el IPS obtenido por los países colocan a los países del Norte de Europa con puntuaciones próximas a 90 sobre 100 en cabeza. Los cinco primeros países son Noruega, Suecia, Suiza, Islandia y Nueva Zelanda. España está en la posición 20, justo por encima de Francia con puntuaciones muy altas en varios indicadores importantes. Por ejemplo en el acceso a conocimientos básicos por ejemplo es el 2º país del mundo sólo por detrás de Japón. Si vemos los subapartados, en la primera dimensión de necesidades humanas básicas los españoles dan un 91,09 para su grado de satisfacción colocando a España en el puesto 23 de este apartado que incluye nutrición, atención médica, agua, saneamiento, vivienda, seguridad, etc. En los fundamentos del bienestar las valoraciones de la ciudadanía sitúan a España en el puesto 26 pero es en la tercera dimensión de acceso a los conocimientos básicos y avanzados y a la información donde la puntuación desciende y sólo es de 76,79 y aquí es que en la sostenibilidad del ecosistema donde se alcanza puntuaciones muy bajas que hacen descender a España a rankings bajísimos. Sin embargo lo más valorado en España es el agua, la nutrición y la sanidad con casi el 100% de satisfacción y la tolerancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *