La ciclogénesis explosiva y el costo de las catástrofes en el 2009

Entre el 23 y el 25 de enero de 2009 el oeste de Europa nos vimos azotados por una tormenta que mato al menos a 26 personas y causo cientos de millones de euros de daños. El progreso de la tormenta, una de las peores de Europa del Oeste en la última decada fue seguida por el satélite Meteosat-9. Las mayores pérdidas humanas y daños materiales ocurrieron en España donde se registraron vientos superiores a 180 kilómetros por hora y olas de 20 metros en el Atlántico. Las olas también mataron al menos a 1 persona en el sur de Italia. La zona de las Landas en el suroeste Francés quedó devastada. Los primeros signos de la tormenta pudieron verse mediante imagen infrarroja del Meteosat-9 el 22 de Enero, un potente frente entre una masa de aire polar, fria y una más templada y humeda se formó en el área de las Azores. El Meteosat realizó un seguimiento de la tormenta ya que soplaba desde el Océano Atlántico y dejó un rastro de destrucción en el suroeste de Francia y el Norte de España. La tormenta se aprecia en la animación de Eumetsat perfectamente. Los efectos de la tormenta podían haber sido terribles sino hubiera sido por la alerta temprana y por las medidas de prevención que se tomaron. La perfecta conexión de los Servicios Meteorológicos con los Servicio de Emergencia, la activación del Plan de Protección de Euskadi y todas las medidas que se adoptaron desde los Ayuntamientos, Servicios de Emergencia y los propios ciudadanos hicieron que este fenómeno se quedara en una anécdota a recordar en Euskadi. Una anécdota de buena gestión de emergencias.

El costo de las catástrofes en el 2009

En 2009, las catástrofes naturales costarán a las aseguradoras alrededor de 21 billones de dólares, y las catástrofes de origen humano provocarán otros 3 billones de dólares, según el estudio Sigma que publica anualmente Swiss Re. El año 2008 en que la temporada de huracanes en Estados Unidos fue tan dañina, las pérdidas se elevaron a más de 50 billones de dólares a nivel mundial. "En el 2009, no se ha tenido que hacer frente a fenómenos como el huracán Katrina, que causó 71 billones de dólares de pérdidas en 2005" dijo Thomas Hess, economista jefe de Swiss Re. "Tuvimos suerte, pero ese puede no ser el caso del año próximo. Las pérdidas de las catástrofes naturales y provocadas por el hombre, han mostrado una tendencia continua al alza en los últimos veinte años...". El estudio, que se publicará en la primavera de 2010, dice que las reclamaciones de las catástrofes naturales y las catástrofes de origen humano durante los primeros siete meses de 2009 fueron casi el doble del promedio de los últimos 20 años. Entre enero y julio, cinco eventos provocaron pérdidas aseguradas de más de 1 billón de dólares. El evento más costoso fue la tormenta de invierno Klaus, que afectó a Francia y España en enero, y dió lugar a pérdidas aseguradas de 3.5 billones de dólares. Una tormenta de granizo que afectó en julio a Suiza y Austria costó a las aseguradoras otros 1.25 billones de dólares. En los Estados Unidos, una tormenta de invierno y dos tornados generaron un total de pérdidas aseguradas de unos 3,5 billones de dólares. En todo el mundo, aproximadamente 12.000 personas murieron por catástrofes en 2009, frente a las 240.000 en 2008. El número de muertos en 2009 fue uno de los más bajos de los últimos 20 años. La región más afectada fue Asia, donde el terremoto de septiembre en Indonesia se cobró más de 1.000 vidas. Otras 2.000 personas murieron cuando tres tifones azotaron la región entre agosto y octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *