Queremos volar! queremos volar!

Si la situación no hubiera sido tan seria como la que se ha vivido en España los pasados 3 y 4 de diciembre y fueramos capaces de descontextualizarlo, el ver a personas hechas y derechas gritando desaforadas: "Queremos volar! Queremos volar!" no dejó de tener una gran poética. Un atávico deseo humano se veía expresado públicamente en Barajas a voz en grito...

Sin embargo pensar que el espacio aéreo español estaba cerrado y que sobre nuestras cabezas no volaban a cientos aviones de todo tipo, origen y destino,  cargados de personas suspendidas sobre la nubes, me resultaba tan inquietante como si a mis abuelos les hubieran contado que les pasaban aviones sobre sus cabezas.

Pero ¿quién coño (con perdón) son esos controladores que ponen en jaque a un país?, ¿señores que cobran 200.000 euros al año?,  ¿qué profesión es esa donde sus miembros enferman misteriosamente todos a la vez?, ¿qué es eso de separar aviones?....¿A que se dedican?. Imagen de previsualización de YouTube

24 horas de tráfico aéreo en el mundo

Organización del espacio aéreo

Cada día, despegan y aterrizan en el mundo miles de aviones, con millones de pasajeros a bordo, deseando respetar un horario. Desde tierra el control del tráfico aéreo es todo un reto. La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) establece las nueve grandes regiones en que se divide el espacio aéreo mundial, una de ellas Europa. A su vez estas regiones están divididas en regiones de información de vuelo o FIR (Flight Information Region). Los límites de éstas regiones no coinciden con las divisiones nacionales, ni territoriales ni de sus aguas jurisdiccionales, sino que se establecen en función de los requisitos de control de cada área geográfica. Según se puede consultar en la página de AENA, cada región de información de vuelo se divide verticalmente en dos zonas: un espacio inferior, FIR (Flight Information Region) que incluye el espacio comprendido entre el suelo y el nivel de vuelo FL 245 (24.500 pies), y un espacio superior, UIR (Upper Information Region), que se extiende desde el nivel de vuelo FL 245 hasta una altura ilimitada. A su vez, para hacer más eficaz el volumen del tráfico aéreo existente, la FIR se subdivide en distintos sectores de gestión: las áreas de control, las zonas de control y las de tránsito de aeródromo. El espacio aéreo español se encuentra dividido en tres Regiones de Información de Vuelo, denominadas FIR/UIR Madrid, FIR/UIR Barcelona y FIR/UIR Canarias. A su vez, dentro del FIR/UIR Madrid se sitúa el Espacio Aéreo delegado a Sevilla, delimitado por el paralelo 39 Norte. El espacio aéreo superior (UIR) de estas regiones coincide en planta con el inferior (FIR), excepto para Canarias, que es algo menor. La separación vertical entre el UIR y el FIR en España está establecida en el nivel de vuelo FL 245. Con la excepción de ciertos aeropuertos y áreas militares restringidas, los servicios de tránsito aéreo en las FIR/UIR españolas son suministrados en el espacio aéreo comprendido entre los niveles de vuelo FL 150 (15.000 pies) y FL 460 (46.000 pies). Sin embargo, en ciertas áreas estos servicios se amplían a niveles inferiores como son: las áreas de control terminal (TMA); las zonas de control de aeródromo (CTR), entre el suelo y una altitud determinada; y las aerovías, entre sus niveles inferior y superior. Imagen de previsualización de YouTube

Un día de tráfico aéreo en Europa,espectacular la animación que permite ver el tráfico en 3D.

Dentro de cada FIR, el espacio aéreo donde confluyen las aerovías próximas a uno o más aeropuertos y se enlaza la fase de vuelo en ruta con la de aproximación y viceversa, recibe el nombre de Área de Control Terminal (TMA). En España existen doce TMA. También hay siete Áreas de Control (CTA), que engloban la aproximación a la mayoría de sus aeropuertos. Por último, el espacio aéreo español -tanto inferior como superior- está atravesado por un gran número de rutas o pasillos aéreos, aerovías, por donde vuelan las aeronaves desde su origen hasta su destino final, de acuerdo a los criterios establecidos por la OACI. Estos itinerarios aéreos están jalonados por radioayudas y puntos de notificación. Reglamento de Circulación Aérea.

Los Controladores

El Controlador de tránsito aéreo, o Controlador de tráfico aéreo (ATC, o Air Traffic Controller), es la persona encargada  de dirigir el tránsito de aeronaves en el espacio aéreo y en los aeropuertos, de modo seguro, ordenado y rápido, dando las instrucciones y la información precisa a los pilotos, dentro del espacio aéreo de su jurisdicción, con el objeto de prevenir colisiones, principalmente entre aeronaves y obstáculos en el área de maniobras. Cuando un controlador habla de separar aviones habla de la aplicación de las normas y recomendaciones de la OACI para mantener la seguridad de la navegación principalmente en cuanto a distancia entre aeronaves en un espacio tridimensional, aplicando diferentes niveles de vuelo o altura a la que debe volar una aeronave, teniendo en cuenta su velocidad o indice Mach, tipo de aeronave, dirección, etc. El controlador de turno, es responsable de las aeronaves que vuelan en un área tridimensional del espacio aéreo conocido como área de control, área de control terminal, aerovía, etc. Cada controlador ha de coordinarse con los controladores de sectores adyacentes para planificar las condiciones en que una aeronave ingresará en su área de responsabilidad, entregando dicho vuelo sin ningún tipo de conflicto respecto de otro tránsito, condición meteorológica, posición geográfica o de altitud (nivel de vuelo), siendo esto válido, tanto para vuelos nacionales como internacionales. Imagen de previsualización de YouTube Los controladores trabajan en los Centros de Control de Area, ACC, en la Torre de Control, TWR o la Oficina de Control de Aproximación, APP, donde disponen de sofisticados sistemas electrónicos y de computación, que les ayudan en el control y gestión del tráfico, como el Radar, RDR, (radio detection and ranging), etc.

Tipos de controladores

Normalmente, el grupo de la torre de control se forma de una gran cantidad de individuos, especializados en una tarea concreta; por ejemplo, el encargado del radar, el controlador de pistas de aterrizaje y despegue, (Local Control), el controlador encargado de entregar autorizaciones a las aeronaves que salen bajo reglas de vuelo por instrumentos, (Clearance Delivery), el controlador encargado de autorizaciones en Calles de Rodaje, TWY y plataforma, (Ground Control) o el supervisor general. Imagen de previsualización de YouTube Básicamente los diferentes controladores son: El controlador de autorizaciones (DEL). Es el encargado de dar todas las autorizacion de Plan de Vuelo a las aeronaves salientes. El controlador de Tierra (GND) o Ground Control. Es el encargado de guiar a la aeronave "en tierra" por las calles de rodaje (TWY-Taxiway) tanto desde las puertas de embarque a la pista de aterrizaje activa como a otras plataformas en el aeropuerto y desde la pista al aparcamiento. El controlador de Torre (TWR). Tiene al mando la pista o pistas de aterrizaje y las intersecciones; autoriza a la aeronave para aterrizar o despegar, y controla los reglas de vulo visual o visual fly rules (VFR) , opera en el espacio conocido como ATZ con un alcance de 5 millas nuticas que equivalen a 1852c/u estatutas o terrestres, debe proporcionar información sobre meteorología adversa, trabajos que afecten la pista y otros tales como bandadas de aves. El controlador de Aproximación (APP). Controla el espacio aéreo, CTR le da prioridades a los vuelos IFR (instrumental fly rules) o reglas de vuelo por instrumentos, alrededor de las 5 millas hasta el límite propio de su espacio pudiendo ser de 10, 20 o 40 millas según el caso y 195 pies de altura . Maneja los tráficos que salen y llegan a uno o más aeropuertos. En las salidas, éste los transfiere al controlador de centro (ACC) antes de alcanzar el límite de su espacio aéreo tanto en extensión como en altura. En las llegadas el controlador de ACC transfiere a las aeronaves a TWR cuando van a aproximarse para aterrizar. Puede trabajar o bien con un radar o mediante horas estimadas y fichas de progreso de vuelo. El controlador de Ruta o Área (ACC). Controla el resto del espacio aéreo. Los límites entre aproximación y ruta se establecen entre los centros de control mediante cartas de acuerdo. En líneas generales, el controlador de ruta o área, controla los tráficos establecidos a un nivel de vuelo y el controlador de aproximación los tráfico en evolución, tanto en ascenso para el nivel de vuelo idóneo como en descenso para aterrizar en el aeropuerto de destino.

Eurocontrol

Eurocontrol es la organización Europea para la seguridad de la navegación aérea. Ubicada en Maastrich, es la encargada por la Comisión Europea de desarrollar las normas que posibiliten la aplicación del cielo único europeo creado en 1999. Cada regla se prepara en estrecha consulta con los Estados miembros y las partes interesadas de la aviación. Disponen de un servidor interesantísimo con una gran cantidad de multimedia muy elaborado. Recomendable.

Estado de alarma

Escasos 2.400 controladores paralizaron el espacio aéreo español, afectando a más de 600.000 personas y generando perdidas millonarias. Una situación que por primera vez en la democracia obligó a decretar el Estado de Alarma. Está claro que esto no es de hoy, el no suficientemente mencionado Alvarez Cascos en 1999 consagró unos privilegios desorbitados y traspasó a los controladores aéreos atribuciones plenas para que tomaran decisiones claves para la prestación de un servicio público esencial: su reclutamiento, su instrucción, su habilitación, la organización de su trabajo, el régimen laboral, los turnos, las vacaciones, las libranzas o el modo de computar las horas extraordinarias. Como escribe hoy en el País Miguel Angel Aguila: un caso de "la ley de caza hecha por el conejo". Que ¿como se les convenció?. Pretendían seguir negociando hasta una vez sentados con el Secretario de Estado de Defensa, hasta que se dieron por fin cuenta de la militarización del servicio y los artículos de la ley orgánica del Código Penal Militar (13/1985 de 9 de diciembre) que prevé la incautación de bienes para el pago de posibles indemnizaciones. Una gestión extraordinaria de la crisis por el Gobierno, que esperamos que se vea contrastada con unas medidas ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *