Yes madam, sir

Kiran Bedi, fue la primera mujer en la India en obtener el más alto rango en la Policía. Ingresó en el cuerpo en 1972 y se retiró en 2007, su experiencia y dedicación incluyen más de 35 años de duro e innovador trabajo. A medida que desempeñaba su trabajo, como agente de policía primero hasta llegar al más alto rango en la policía nacional, se ganó una reputación de persona difícil pero innovadora en el trabajo. Ha sido consejera policial del Secretario General en las Naciones Unidas , en el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Ha representado a la India en las Naciones Unidas, y en los foros internacionales sobre la prevención de la delincuencia, el abuso de drogas, la policía, la reforma penitenciaria y asuntos de la mujer. Campeona de tenis de Asia en su juventud, obtuvo el prestigioso Premio Ramón Magsaysay (también llamado el Premio Nobel de la paz de Asia), y otras importantes condecoraciones. En su jubilación, Bedi se ha convertido en una de las voces más prestigiosas y admiradas de la comunidad en India. Bedi aboga por el cambio social y la responsabilidad cívica a través de sus libros, columnas, y un popular programa de televisión. Ella llega a más de 10.000 personas diarias a través de sus dos organizaciones no gubernamentales, y la India Navjyoti Fundación Visión, que proporcionan educación, capacitación, asesoramiento y atención sanitaria a los pobres urbanos y rurales. Su última iniciativa, Mission Safer India, tiene como objetivo garantizar que la policía atienda y reciba las quejas de los ciudadanos. Su vida es el tema del documental realizado en 2008 titulado "Yes, madam sir" o "Sí, señora señor", narrado por Helen Mirren. Imagen de previsualización de YouTube Que realidades tan duras como India, México y aquellos paises donde la corrupción de la policía es un acto cotidiano produzcan personas que, desde la conciencia ciudadana, abordan su vida y la de la comunidad en la que viven como algo mejorable, es tremendamente inspirador. Bedi afirma que hay que actuar sobre la mente para actuar sobre el delito, ya que este es producto de mentes distorsionadas. Lo curioso es que utilizando la meditación como terapia, actuó con el mismo criterio con los presos en las prisiones  y con los policías. Digno de reflexión, una líder creativa.

Una respuesta a “Yes madam, sir”

  1. Purita dice:

    Como siempre, un artículo muy interesante. Es un placer poder leer sus artículos, siempre se aprende algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *