COCOM (4): Las llamadas falsas/bromistas

Llamadas falsas

Sólo 14 países facilitaron información sobre llamadas falsas, de los que 10 informaron también sobre las medidas tomadas en relación a las mismas. La proporción de llamadas falsas del total de llamadas varía considerablemente entre Estados: mientras en Estonia el número de esas llamadas es menor del 1%, Grecia habla del 99%. Entre estos dos extremos están Finlandia con el 16%, Austria 30%, Alemania entre el 4 y el 30% (donde la variación se debe a la introducción únicamente de llamadas de emergencia ligadas a SIM en Junio de 2009), Holanda 55% desde teléfonos fijos y 50% desde móviles, España el 55%, Suecia el 58%, Rumania el 61% y Eslovaquia el 85,36%. Es destacable que la mayoría de las llamadas falsas provienen de teléfonos sin SIM (Eslovaquia el 99,9%). De los Estados miembros que informaron de la proporción de llamadas falsas, mientras que España informó que las llamadas falsas prevalecían sobre las llamadas verdaderas, en Rumanía sólo representan el 18,63% del total de las llamadas al 112, en comparación con el 26,16% de las llamadas silenciosas, y en Finlandia y Suecia el 3%. En Croacia habían bajado frente a otros años siendo un 2,4% y Noruega informó que en un período de 32 días sólo el 3% de las llamadas recibidas por los operadores de llamadas de emergencias eran llamadas auténticas al 112 y por tanto seguidas del protocolo de atención. En el PSAP de Oslo se ha establecido un manual de filtrado de llamadas. Las medidas tomadas por los Estados miembros para reducir este tipo de llamadas  podrían dividirse en dos grupos principales:
  • En primer lugar, en algunos países se han adoptado medidas técnicas y organizativas. Estas incluyen estrictas rutinas como en Suecia, priorización de llamadas en España y la exclusión de las llamadas realizadas al 112 sin tarjeta SIM como en Alemania. Junto a esto, en Suecia se está probando un filtro para llamadas falsas en cooperación con los principales operadores de comunicación.
  • En segundo lugar estarían las medidas tanto técnicas como jurídicas para hacer frente a los casos individuales de abusos. En este punto España ha indicado la posibilidad, en el caso de fraude repetido o llamadas falsas desde un mismo número, de poner a la persona que llama (temporalmente) en una "lista negra". En España y los Países Bajos se utilizan mensajes automáticos de alerta y advertencias, en Países Bajos también se dan los avisos a través de SMS, mientras que Rumania ha comenzado a probar este sistema a principios de 2009. Irlanda indicó que el delincuente puede recibir amonestación tanto verbal como por  escrito y, si el abuso continúa, los servicios de policía pueden participar ya que esto, en ese país, puede ser considerado como un delito penal. Los Países Bajos han indicado que las sanciones penales pueden ser impuestas a los infractores (en los casos graves). Rumania y Eslovaquia han indicado que las multas pueden ser impuestas (€ 6.638 en Eslovaquia).
Por último, el Reino Unido informó de un gran número de "llamadas fantasmas" al 112 desde teléfonos fijos generados por los impulsos de la red, que ha aconsejado el uso de un segundo '4 gap” o tiempo de espera de 4 segundos para filtrar muchas de estas "llamadas". En Croacia es posible desconectar el abonado de forma temporal o permanente. Como hemos indicado en España la prevalencia de llamadas falsas se cifra en el 55% de estas, la mayoría originadas por teléfonos sin tarjetas SIM. Se están utilizando mensajes de advertencia pregrabados, listas negras, sanciones y priorización de llamadas hechas desde teléfonos fijos y móviles que usen tarjetas SIM para combatirlas. Las llamadas falsas suelen ser confusiones, demandas de información de todo tipo (consultas a servicios de operadores de redes, petición de taxis, petición de otros teléfonos administrativos, servicios de asistencia como carpinteros, etc.), bromas, llamadas de niños, llamadas ofensivas, etc. Como hemos visto hasta ahora el problema de las llamadas falsas y bromistas, donde el factor de gratuidad es muy importante, es un problema importantísimo en la gestión de la atención telefónica de los Centros 1-1-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *