¿Quién dijo que las bleves no ocurren?

Más de 200 personas murieron ayer y otras 200 resultaron heridas cuando un camión cisterna cargado de 24 toneladas de petróleo (según las crónicas) volcó y estalló en el este del Congo. La descripción del accidente es terrible: el camión volcó, el petroleo o combustible comenzó a salir por todas partes, y una multitud de personas trató de recoger el combustible que se derramaba con pequeños recipientes, momento en el que produjo la explosión. Algunas personas murieron cuando intentaban robar el combustible, pero la mayoría de los muertos son personas que estaban en sus casas, en el pueblo de Sange, entre Bukavu, la capital de Kivu Sur, y la localidad de Uvira, viendo el partido del Mundial Brasil-Holanda. La descripción del accidente no nos habla, más allá de la existencia de fuga, de las condiciones que pudieron dan lugar a esa explosión : ¿petróleo o gasolina?, ¿incendio?, ¿temperatura de la cisterna?, ¿sobrellenado?...El combustible derramado pudo dar lugar a que cualquier fuego o chispa se propagará al camión dando lugar a un incendio y al estallido de la cisterna. En cualquier caso, al hablar de cisternas el accidente más temido y mítico es una BLEVE.

BLEVE, "boiling liquid expanding vapour explosion"

BLEVE es el acrónimo inglés de "boiling liquid expanding vapour explosion"  o "explosión de líquido en ebullición por expansión de vapor". Este tipo de explosión ocurre en tanques que almacenan gases licuados a presión, en los que debido a la ruptura o fuga del tanque, el líquido del interior entra en ebullición y se incorpora masivamente al vapor en expansión. Si el vapor liberado corresponde a un producto inflamable, se genera una bola de fuego también en expansión. En una BLEVE la expansión explosiva tiene lugar en toda la masa de líquido evaporada súbitamente. La causa más frecuente de este tipo de explosiones es debida a un incendio externo que envuelve al tanque presurizado, lo debilita mecánicamente, y produce una fisura o ruptura del mismo. Imagen de previsualización de YouTube Las consecuencias físicas de una BLEVE son la sobrepresión por la onda expansiva, la proyección de fragmentos y la radiación térmica de la bola de fuego. También existe el riesgo de un efecto dominó cuando los efectos pueden alcanzar otras instalaciones peligrosas. En España un hito trágico de este fenómeno fue el accidente de los Alfaques en Tarragona, donde el 11 de julio de 1978 se produjo la explosión de un camión cisterna que transportaba propileno licuado y donde fallecieron 243 personas y más de 300 personas resultaron heridas graves. En youtube nos encontramos de todo, hasta una bleve en directo, aunque no he conseguido datos sobre el lugar de la misma: Imagen de previsualización de YouTube Lo que está claro es que, aunque duro es decirlo, la explosión del Congo es un accidente cuyas consecuencias quizás hayan sido tan grandes, debido a la propia pobreza de los afectados. En ese escenario hablar de establecer un radio de seguridad cuando una cisterna vuelca, frente a la oportunidad de muchas personas de obtener combustible gratis suena extraño. Hablar del acceso rápido de los equipos de respuesta con el estado de las autopistas del país, o de ¿cual es el télefono de emergencia?, ¿como es la cobertura?, ¿la identificación del peligro en las cisternas?, etc. no son más que ideas extemporáneas. Visto desde el sistema vasco de emergencias o cualquier sistema de respuesta estructurado, no deja de ser un claro ejemplo del buen criterio de adoptar rápidas medidas de seguridad cuando se producen vuelcos de cisternas, mucho más cuando hay fugas. La auténtica necesidad de establecer con prontitud radios de seguridad, aunque se adopten por técnicos de emergencias en tránsito al lugar del incidente, son la garantía de seguridad necesaria en momentos de incertidumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *